Este video representa a muchos de los jóvenes de hoy, que luchan día a día por mejorar su situación.

Vivir sin poder trabajar -en lo que llevas años preparándote- es frustrante e incluso vergonzoso. Se rueda en un contexto, donde Gobierno provisional sigue sin aprobar los presupuestos generales del Estado y por lo tanto, las ayudas para los cineastas están paralizadas.

“El arte es la única manera de transmitir un sentimiento colérico, sin usar la violencia”

Este video se presenta tras cumplirse cinco meses de batalla por convertirme en cineasta, sin más ayuda que la de mis amigos y gente entregada que ama el arte.

Partiendo siempre de un sentimiento; escribo, dirijo, produzco y en ocasiones protagonizo cortos sin presupuesto. Lo peor, es no poder pagar a estas personas tan entregadas.

Nuestro país está lleno de artistas esperando, a que se decidan a ayudarnos a recuperar el país.

Esto es un regalo a esas personas frustradas que no pueden dedicarse a lo que les gusta. Nunca desistáis, porque nadie podrá ganaros esa batalla, sí de verdad lo hacéis de corazón.

Este cortometraje lo rodé el día de mi cumpleaños. Meses antes, el 11 de Septiembre de 2018, había decidido volcarme al 100% a hacer cine. Sabiendo que iba a ser una lucha constante, sigo orgulloso de haberme metido en esta guerra de lleno.