Anda-Lucía se estrena sin acabarse. Se publica para el día contra la Violencia Machista. Y también, con motivo de las Elecciones Autonómicas de Andalucía.

En una sociedad del futuro, una mujer bebe una copa mientras le abruma una preocupación. Recibe una llamada, a través de un aparato futurístico. Esta, no se identifica con la voz de un hombre, ni de una mujer. Pero sí deja en claro, que debe mostrar la realidad de su vida, tal como es. De esa manera será libre. Termina la voz.

Acto seguido, ella se pone frente a la cámara y muestra una cicatriz.